autómata, destacado, sensaciones en vivo — 25 abril, 2016 at 14:07

Nova Materia: Disidencia de la nostalgia

por

Nova Materia (foto por Cortando el Aire)
Foto por Cortando el Aire.

Nova Materia + Electrodomésticos + Miss Garrison @ Perrera Arte
Viernes 22 de abril de 2016

Partir a la capital con apuro, inevitablemente, tenía que implicar riesgos insospechados: mientras le contaba a José (dueño de la tienda de vinilos Intrépido) sobre la nueva contribución de Autómata para vibes.cl, apoyados en el piso de una psicodélica Fiorino, un fulminante choque a pocas cuadras de la Perrera nos dejó malheridos y shockeados, frenando el creciente entusiasmo nocturno para atender a los lesionados y esperando resolver rápido los alcances dañinos de la colisión.

Pese a que no pasó a mayores, nos perdimos a Miss Garrison, quienes abrieron los fuegos en el 21º aniversario de Perrera Arte. El icónico recinto de arte experimental estaba cargado de caras conchetas, miradas berretas y hombres encajados de Fiorucci, todos totalmente conscientes de que lo más hype de la noche santiaguina ocurría en este lugar.

Las lesiones previas y el aire helado intensificaban un poco el dolor, pero no impidieron disfrutar de una pulcra presentación de Electrodomésticos, agrupación que estrenó formación con el bajista Sebastián Muñoz (Como Asesinar a Felipes) en reemplazo temporal de Silvio Paredes (quien anda de viaje sideral por diversas latitudes). Pese a unos gritos lejanos, tipo “¡’El Frío Misterio’, Carlos!” y similares, la banda se enfocó principalmente en mostrar nuevo material, tanto del reciente EP “El Calor” como de un disco próximo a editarse.

Sin grandes posibilidades de adquirir un brebaje para distender la jornada, transitamos por las instalaciones y trabajos plásticos expuestos en el lugar. La siguiente presentación tardó más de lo previsto, comprendiendo que ante tanto detalle de amplificaciones precisas, retornos, micrófonos e instrumentos, la espera era inevitable para un resultado óptimo. Mientras, un DJ amenizaba el frío reinante programando, incluso, un viejo hit del “Pornostar”, quizás para que no olvidáramos a quiénes tendríamos arriba del escenario.

Era el turno de Nova Materia, proyecto electrónico primitivo-futurista de Eduardo Henríquez y Caroline Chaspoul (reconocidos por su rol en Pánico). El par venía a mostrar una conjugación de sonidos sintéticos, programaciones, percusiones diversas y una variedad de elementos que alteran la experiencia auditiva. Dicho trabajo se consolidó el año pasado al editar un EP con tres piezas y un videoclip oscuro e hipnótico para el single ‘Aparece en Sueños’, además de algunas presentaciones disponibles en SoundCloud. Vía redes sociales nos enteramos de los pasos de esta dupla pelacable por circuitos franceses, donde -seguramente- sienten la comodidad del anonimato para desplegar cualquier potencial creativo sin tener que respoder al rol de “ex” o a los atisbos de nostalgia de los fans.

El inicio fue pausado, con creciente intensidad. Los juegos vocales y ruidistas confluían en una bien planeada disonancia con bases y percusiones. Texturas atmosféricas inundaron la Perrera, progresando a ribetes más dance y jungleros que repercutían, insistentes, ante un público entregado a la kinesis agitada y motivadora de Edi Pistolas. Mientras, los transgresores golpes a piedras, trozos metálicos y tubos colgando, sumado a una guitarra que lanzaba toques discordantes, definían la esencia de su música. Es posible que el epé debut del proyecto (que transita una onda subterránea y, a ratos, sombría) transmute recurrentemente a reversiones de aquellas creaciones. En esta ocasión dieron paso al baile primitivo, con los propósitos trances e hipnóticos que la experimentación y la precisión pueden otorgar.

Pese al dolor muscular que irradiaba desde mi rodilla (que me llevó a ver la mitad de la presentación sentado y acongojado), el debut de Nova Materia en suelo chileno me dejó la grata sensación de que los impulsos exploradores y creativos de Henríquez y Chaspoul se mantienen activos en una conexión en escena que evidencia alquimia. Entre cruces de miradas y mínimos gestos logran direccionar, subir niveles o marcar cambios en el continuo del set. Cada show en vivo es una apuesta, un proyecto en movimiento que escapa de los esquemas de la electrónica y de las remembranzas nostálgicas de quienes hemos apreciado la evolución de sus músicos en nuestro reciente despertar sonoro.

Reseña por Daniel Autómata.
Foto © Cortando el Aire.

Scroll Up