autómata, de colección, discos — 10 mayo, 2016 at 9:07

The Feelies: “Crazy Rhythms”

por

The Feelies - Crazy Rhythms

Stiff Records
Abril, 1980

Los argumentos para determinar el paso de un género musical en evolución, en búsqueda de la ampliación o reformulación de ciertos límites y esquemas, son el pilar fundamental para definir el trabajo de The Feelies al debutar con el disco “Crazy Rhythms” (1980). Esta desconocida joya se lanzó en la posmo-cosmopolitan Nueva York y su magnitud fue obviada, básicamente, por el nulo interés de la banda en los juegos de la industria (donde mánagers, productores y promotores no estaban considerados) o en amoldarse al creciente new wave que imperaba en aquel entonces.

La motivación básica de The Feelies fue mostrar su arte sin pretensiones y desarrollar música que, si bien tiene cercanías a Velvet Underground y a las propuestas que devinieron en esa deconstrucción infinita denominada post-punk, aborda todo el espectro sonoro. Incluso los silencios presentan detalles casi imperceptibles; llegan desde lejos y alcanzan alta velocidad en un instante, con ritmos próximos al motorik y guitarras secas que van creciendo y alterándose, llevando las canciones a viajes de fantasía similares a aquellos espacios de la novela “Brave New World” de Huxley que inspiraron el nombre del grupo, donde era simulada una experiencia sensorial única e irrepetible.

Aperturas épicas con canciones como ‘The Boy with the Perpetual Nervousness’ o ‘Forces at Work’, así como las movedizas manifestacones de ‘Crazy Rhythms’, la veraniega ‘Fa Cé-La’ y un acertado cover a ‘Everybody’s Got Something To Hide (Except Me and My Monkey)’ de los Beatles, invitan al necesario ejercicio de tomar asiento y prestar especial atención al disco. A degustar una exquisita propuesta sonora que conjuga juegos rítmicos constantes, guitarras bruscas y voces cercanas, próximas, tal como se muestra a los músicos en la carátula del álbum.

Injustamente ignorado en aquel momento y relegado al baúl de los tesoros, el cuarteto siguió editando material, alternando proyectos personales de cada integrante, sin pensar que este elepé remecería a nuevas generaciones. Aprendices declarados, como R.E.M. o Yo La Tengo, han reconocido a The Feelies, y en especial al disco “Crazy Rhythms”, como inspiración, reflotando -de cierta forma- su trabajo y llevándolos de manera paulatina a ser considerados como parte de las piezas fundamentales, de los precursores que promovieron una necesaria transformación en la creación musical.

1 The Boy with the Perpetual Nervousness 2 Fa Cé-La
3 Loveless Love 4 Forces at Work 5 Original Love
6 Everybody’s Got Something To Hide (Except Me and My Monkey) [original de The Beatles]
7 Moscow Nights 8 Raised Eyebrows 9 Crazy Rhythms

Scroll Up